whatapp

Vitamina C

propiedades de la vitamina cCategorizada por conservar los tejidos y ralentizar el proceso de oxidación en los mismos, la vitamina C, se postula como uno de los nutrientes ideales a consumir, porque provee  vitalidad a nuestro cuerpo,  manteniéndonos inmune a virus  o afecciones y aumentando los niveles de energía  para poder rendir óptimamente en nuestras actividades.

Debido a ello, es que se recomienda consumir alimentos ricos en esta, como frutas, vegetales, verduras, hierbas, y suplementos dietéticos o nutricionales, capaces no solo de erradicar enfermedades, sino también impedir el daño de los radicales libres en las células y la acumulación de grasas.

Pero, ¿qué otros beneficios aporta la vitamina C?

Como parte de sus funciones medicinales, la misma es capaz de aliviar los resfriados, al igual que optimizar la producción del colágeno y mantener la elasticidad en las paredes arteriales, evitando riesgos de presión sanguínea o en dado caso cardiovasculares.

No obstante, incrementa la oxigenación cerebral; fortaleciendo las neuronas y erradicando las posibilidades de Alzheimer o fallas cognitivas, al tiempo que facilita la absorción de l-carnitina, evita la coagulación de la sangre, colabora en la cicatrización de heridas y reduce los riesgos de cáncer en diversas áreas del cuerpo.

Ahora, más allá de ello, puede actuar en otras áreas del organismo favorablemente, porque también:

Alivia la artritis

La vitamina c para la artritis, resulta ideal porque  reduce los dolores articulares, mejorando el funcionamiento de dichos tejidos, al tiempo que reduce las inflamaciones comúnmente presentadas en manos en pies.

Debido a ello, se recomienda en cuadros de problemas reumatoides; donde las articulaciones se mantienen hinchadas y lesionadas, para regenerar por completo las mismas y evitar la deformación y torceduras.

Protege la piel

Este increíble complejo; ejerce acciones en la piel como fármaco antioxidante, regenerador e hidratante, iluminando no solo el rostro, sino también desapareciendo manchas; y marcas de acné en cualquier área del cuerpo, porque promueve la producción de colágeno y combate directamente el envejecimiento.

Su uso en la cosmética es eficaz, debido a su activo natural de ácido ascórbico, que mantiene el control de las enzimas y las células que intervienen en el organismo, corrigiendo cualquier signo que requiera propiedades cicatrizantes, inclusive, mejorando el aspecto de la piel.

Disminuye el desarrollo de la Diabetes

La vitamina C para control de diabetes; es primordial porque disminuye el riesgo de que ascienda a tipo 2, controlando no solo las grasas; colesterol y triglicéridos, sino también los altos niveles de azúcar en la sangre, procesándolos al tiempo que elimina toxinas del torrente y evita la hiperglucemia.

Por lo tanto, su consumo en frutas, vegetales y suplementos nutricionales, resulta más que benéfico, y no solo por ello, sino porque también trabaja puntualmente en las personas habituadas al consumo de alcohol, tabaquismo y peso corporal, tres características que son comunes y que se asocian con el peligro de esta enfermedad.

Combate el estrés

Sin duda alguna, este vitamínico causa bienestar en las personas que pasan diariamente por situaciones estresantes, como el exceso de trabajo, las preocupaciones, la falta de energía o nerviosismo, debido a que incide en la regulación de estos factores, al proveerle  propiedades de relajación a nuestro organismo.

De igual manera, es bueno saber que  cuando estamos estresados nuestro cuerpo utiliza más rápido las reservas de la misma, por lo que es recomendable una dieta abundante de  alimentos ricos en ella, evitando así las sensaciones de tristeza y fatiga.

Libra de anemia

El papel de la Vitamina C contra el ataque de la anemia, es importante porque equilibra la concentración de hemoglobina en la sangre, impidiendo que bajen los niveles de concentración de hierro en el torrente sanguíneo.

Así mismo, su consumo diario, bien sea por vía de frutas, verduras o suplementos nutricionales,  fortalece la absorción de este mineral, mientras logra aumentar la cantidad de oxígeno en la sangre, transportándolo y elevando la cifra de glóbulos rojos que como proteína forma la hemoglobina.

Controla el colesterol

Ayuda en el control del colesterol, porque se centra en oxidarlo para transformarlo y eliminarlo del torrente sanguíneo, aumentando la síntesis hepática del colesterol bueno (HDL) e inhibiendo la formación de colesterol malo (LDL), al propiciar la formación de sales biliares.

De igual manera, mientras realiza estas acciones, interviene en la disminución de la oxidación de grasas en el torrente sanguíneo, evitando que se formen las lesiones que obstruyen las arterias,  que como consecuencia generan graves daños vasculares al corazón y al cerebro.

¿Qué pasa si no consumimos Vitamina C?

Si por cualquier causa no consumiéramos Vitamina C, conseguiríamos enfermar fácilmente, incluso contraeríamos el escorbuto, una enfermedad que produce debilitamiento del colágeno, y genera la sequedad y caída de cabello, una pobre cicatrización de heridas y la aparición de hemorragias.

Así mismo, sufriríamos infecciones virales, bucales y nos expondríamos a una fragilidad dental, y enfrentaríamos estados de anemia crónica, debilitamiento muscular y de cartílagos, acompañados además de las enfermedades broncorrespiratorias, como tos, gripe, catarro y resfriado común.

Por tal razón, la ingesta de Vitamina C, es lo más recomendable, teniendo en cuenta que esta se encuentra en algunos vegetales, verduras y frutas, así como en el preparado de suplementos alimenticios de origen biológico.

Propiedades

La vitamina C (enántiomero), es un nutriente que se encuentra compuesto de ácido ascórbico e ion ascorbato; con características antioxidantes que mantiene en perfectas condiciones cada una de las enzimas y células, presentes en el organismo.

Por lo tanto, es la encargada de sintetizar el colágeno, un componente importante para los vasos sanguíneos, los tendones, los ligamentos y los huesos, haciéndose necesaria para la síntesis de la carnitina, que se encarga de llevar los ácidos grasos a las mitocondrias para la producción de energía.

Por otra parte, genera propiedades neurotransmisoras al intervenir en el funcionamiento del cerebro, logrando contribuir con el estado de ánimo en las personas.

Gracias a ello, juega un papel importante para la salud humana, por lo cual es indispensable su ingesta diaria, siempre y cuando atendamos las recomendaciones de los especialistas, quienes en definitiva, pueden indicarnos si estamos sufriendo una baja de ella, a fin de corregir las anomalías que comúnmente se presentan por su deficiencia.

Y no solo eso, sino también las consecuencias que se pueden presentar en el organismo al exceder su nivel en el organismo, como por ejemplo, derrames, cólicos intensos, u otros.


Quien habla sobre Nutrimi

LongLifeClinic
LifeExtension
la-salud
punto fape
casita de aitana