¿Cómo Manejar los Sofocos en la Menopausia?

Pubicado el : 18/04/2016 12:50:28
Categorias : Hormonas , Tratamiento

¿Cómo Manejar los Sofocos en la Menopausia?

Los problemas más comunes que acarrean las mujeres menopáusicas son los sofocos y los sudores nocturnos. Este síntoma incómodo afecta a gran parte de las mujeres en la perimenopausia, el tiempo antes de la menopausia ya declarada. Una vez que una mujer ha llegado a la menopausia, puede continuar teniendo sofocos durante seis meses a cinco años, según la Sociedad Norteamericana de la Menopausia (NAMS).

¿Qué es un sofoco?

Un sofoco es una percepción de calor intenso, que no es causada por fuentes externos. Los sofocos pueden aparecer de repente, o se pueden desencadenar progresivamente. Es posible experimentar:

  • Hormigueo en los dedos
  • Taquicardia
  • Calor en la piel
  • Enrojecimiento de la cara
  • Sudoración, en especial en la parte superior del cuerpo

¿Qué causa los sofocos?

No está claro exactamente qué causa los sofocos. Sin embargo, son probablemente la consecuencia de cambios hormonales en el cuerpo. Algunas mujeres sufren sofocos en forma leve, mientras que en otros casos pueden alterar la calidad de vida en forma negativa.

Factores desencadenantes de sofocos

Estos factores pueden variar en cada mujer, pero los mas comunes son:

  • Consumo de alcohol
  • Consumo de bebidas o alimentos con cafeína
  • Consumo de  alimentos picantes
  • Estar en una habitación o lugar con temperatura elevada
  • Ansiedad o estrés
  • Usar ropa ajustada
  • Fumar o estar expuesto al humo del cigarrillo

Es posible que desee comenzar a llevar un diario acerca de sus síntomas. Anote lo que estaba haciendo, comiendo, bebiendo, o usando cuando comenzaron los sofocos. Después de varias semanas, es posible empezar a ver un patrón que puede ayudarle a evitar los desencadenantes específicos.

Tratamientos alternativos para el manejo de los sofocos

Los tratamientos alternativos para la menopausia que se han estudiado en ensayos bien diseñados incluyen los fitoestrógenos (estrógenos vegetales, isoflavonas), el cohosh negro, y la vitamina E.

Fitoestrógenos

Las isoflavonas son compuestos químicos que se encuentran en la soja y otras plantas (como los garbanzos y las lentejas) que son fitoestrógenos, o estrógenos de origen vegetal. El trébol rojo es otra fuente de isoflavonas que se ha utilizado en algunas mujeres en un intento de aliviar los sofocos. Las isoflavonas tienen una estructura química que es similar a los estrógenos producidos de forma natural por el cuerpo, pero su eficacia estrogénica es mucho menor que las hormonas verdaderas.

Algunos estudios han demostrado que estos compuestos pueden ayudar a aliviar los sofocos y otros síntomas de la menopausia. En particular, las mujeres que han tenido cáncer de mama y no quieren realizar la terapia de reemplazo hormonal (TH) con estrógenos a veces utilizan productos de soja para el alivio de los síntomas menopáusicos. Sin embargo, algunos fitoestrógenos en realidad pueden tener propiedades anti-estrogénicas en ciertas situaciones, y aún no se han determinado los riesgos generales de estas preparaciones. Existe cierta preocupación por el hecho de que estos productos son moduladores selectivos del receptor de estrógeno (SERMs), pudiendo estimular el crecimiento del cáncer de mama o limitar los efectos antitumorales de tamoxifeno (Nolvadex) en algunas mujeres predispuestas.

Cohosh negro

El cohosh negro es una preparación de hierbas popular en Europa para el alivio de los sofocos. Esta hierba es cada vez más popular en los EE.UU., y la Sociedad Norteamericana de la Menopausia admite el uso a corto plazo de cohosh negro para el tratamiento de los síntomas menopáusicos. El uso recomendado es de hasta seis meses, debido a su relativamente baja incidencia de efectos secundarios.  Existe cierta preocupación sobre el potencial efecto estrogénico del cohosh negro en el pecho, y no se recomienda como una terapia segura para las mujeres con cáncer de mama o que estén en alto riesgo de cáncer de mama.

Vitamina E

La vitamina E puede causar alivio en los sofocos, especialmente en mujeres cuyos síntomas menopáusicos no son de gravedad o no alteran su calidad de vida.

Otras terapias alternativas

Hay muchos suplementos y sustancias, incluyendo el ginseng; regaliz; aceite de onagra; dong quai; sauzgatillo; y el ñame salvaje, que han sido anunciados como tratamientos naturales para la menopausia; aunque aún es necesario realizar más investigaciones.

Intervenciones conductuales

La Sociedad Norteamericana de la Menopausia recomienda que las mujeres traten de modificar ciertos comportamientos, tales como tratar de reducir la temperatura del cuerpo para ayudar a aliviar los sofocos. Otras modificaciones incluyen el ejercicio regular, el yoga y la meditación. Varios estudios han podido demostrar un efecto beneficioso del ejercicio sobre los sofocos, posiblemente porque el ejercicio eleva la temperatura corporal central y puede, de hecho, desencadenar sofocos. Sin embargo, el ejercicio regular tiene beneficios importantes en la prevención de la obesidad, enfermedad cardiovascular, diabetes, y otras condiciones.

La terapia de relajación y las intervenciones para el manejo del estrés no parecen ser eficaces en el tratamiento de los sofocos, según los estudios científicos. Sin embargo, estas intervenciones pueden ser beneficiosas para las mujeres en el mantenimiento de la salud en general, el bienestar físico, emocional y bienestar durante la transición menopáusica.

Referencias

  1. Alternative Treatments for Hot Flashes of Menopause
  2. What Can you Do for Hot Flashes and Other Menopausal Symptoms?
  3. Hot Flashes

Artículos relacionados

Compartir este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)



¿Porque Nutrimi?

  • Envio Gratis
    a toda España
  • Recibes en casa: 2 a 3 días
    Mensajería: Packlink.
  • Valoración 100% en Ekomi.
    Galardonado con el sello eKomi
  • 7 días con derecho a devolución.
    Reembolso total sin complicaciónes.
  • Asesoramiento: Dr. Jean Garant Mendoza.
    Tiempo medio de respuesta: 15-30"
  • Somos una clínica.
    Sabemos lo mejor para ti.
  • Pago Seguro.
    Usamos certificación SSL.



Quién habla sobre Nutrimi

LongLifeClinic
LifeExtension
la-salud
punto fape
casita de aitana